fbpx
Whatsapp 305 828 37 92 Tel (1) 2151545 Colombia pedidos@verdevidaverde.com

Las cestas colgantes que rebosan de coloridas flores son comunes en el verano, pero ¿qué tal una maceta colgante con mechones de tomates recién maduros? ¡Sí, se puede hacer! Las plantas colgantes de tomate, que requieren mucho más cuidado que sus contrapartes en tierra y cultivadas en contenedores, son un trabajo de amor con una recompensa dulce y jugosa. Siga estos consejos y estará en camino a una cosecha deliciosa.

Elija la maceta correcta

Los tomates crecerán en cestas colgantes tradicionales y en macetas invertidas. Aunque son novedosas, las macetas colgadas al revés presentan muchos desafíos prácticos para el cultivo de tomates. Las plantas naturalmente quieren crecer hacia el sol. Cuando se plantan boca abajo en un recipiente especial, los tallos de tomate se doblan y forman una U mientras intentan crecer hacia la luz. Los tallos doblados son débiles y se rompen fácilmente bajo el peso de la fruta o cuando hay mucho viento. Las macetas invertidas también tienen el potencial de sombrear parcialmente la planta en desarrollo. Asegúrese de seleccionar una ubicación que tenga suficiente luz solar directa para obtener una mejor producción.

Las mejores macetas de tomate colgadas boca abajo están hechas de baldes resistentes; Las populares macetas de plástico transpirable y delgado se secan demasiado rápido para un uso práctico. Durante condiciones cálidas y secas, las macetas de plástico transpirables requieren riego más de una vez al día. Elija un cubo de plantación que sea de color claro; Las macetas de color oscuro pueden hacer que las raíces de la planta se calienten demasiado durante el calor del verano.

El tamaño es importante al elegir una cesta colgante tradicional o una maceta invertida para los tomates. Seleccione una maceta de entre 30 y 35 centímetros de diámetro y que contenga al menos 5 galones de tierra. Los tomates tienen amplios sistemas de raíces. Que no solo alimentan el crecimiento superior de la planta, sino que también la anclan en la maceta. Bastante tierra es esencial para una planta fuerte.

Céntrese en la luz

Todos los tomates requieren 8 horas de luz solar directa para crecer y fructificar de la mejor manera. Al elegir una ubicación para las plantas de tomate de su cesta colgante, busque un lugar que no esté sombreado por un edificio, techo o árboles cercanos. 

Invierta en un soporte extra fuerte

Una planta de tomate madura con cesto colgante y suelo húmedo puede pesar 22 kilos o más. Combine el viento con el peso del contenedor y es fácil ver qué tan resistente es el soporte. Busque en una ferretería anclajes de pared y equipo para colgar.

Siembre tomates pequeños

Las mejores plantas de tomate para colgar son las variedades de tomates cherry y uva. Estas plantas de frutos pequeños se sostienen en el contenedor mucho mejor que los tomates en rodajas grandes y sus vides largas y corpulentas se arrastran por los bordes del contenedor. Estas son 4 variedades que son ideales.

El híbrido ‘Midnight Snack’ es un tomate cherry tipo índigo que madura rojo, con un brillante color negro-púrpura donde está expuesto a la luz solar. Produce grandes racimos de fruta.

El híbrido ‘Napa Grape’ tiene un alto contenido de azúcar y una dulzura increíble. Las frutas de 2,5 centímetros de largo se producen en abundancia en vides vigorosas.

Tiny Tim’ . Tomates rojos cereza de 2,5 centímetros en plantas pequeñas y ordenadas. Tiene buena resistencia a las enfermedades y excelente sabor.

El híbrido ‘Tumbler’ es un tomate cherry rojo brillante, tal vez la mejor opción para colgar en contenedores. Sus vides compactas producen tanto como 3 kilos de fruta en una temporada.

El proceso de cultivo

Los tomates plantados en cestas colgantes tradicionales se plantan de la misma manera que se planta una maceta con flores . Llene el recipiente con tierra para macetas de alta calidad . Agregue un fertilizante de liberación lenta: un fertilizante formulado para cultivos alimentarios es una excelente opción. Luego agregue la planta de tomate y riéguela bien. Planifique regar su cesta colgante de tomate diariamente y, a veces, con la frecuencia de dos veces al día en condiciones cálidas y secas.

Si quiere reducir la frecuencia de riego use Hydretain, un producto cuya tecnología única permite disminuir las necesidades de riego hasta en un 50%. Además, ayudará a preservar la salud de sus tomates y acelerará la producción, inclusive en las épocas más secas del año. Todo esto gracias a una perfecta administración de la humedad de las raíces de las plantas.


La tecnología de Hydretain lleva más de 25 años de alto desempeño en EE.UU. Ahora está disponible en Colombia, a través de la tienda de Verde Vida Verde. 

Si quiere saber más sobre Hydretain y otros productos escríbanos a contacto@verdevidaverde.com o déjenos un mensaje en el formulario de contacto. 

Hacemos entregas en toda Colombia.